Atentamente, tu conciencia

¿Quién no dijo alguna vez “todo me sale mal”, “nunca me pasa nada bueno” o, una de las quejas tan constantes como comunes en la sociedad actual, la famosa frase “la suerte está en mi contra” ¿Te suena de algo, verdad? ¿La suerte? ¿En contra tuya? ¿De verdad te consideras tan importante como para que la suerte decida por su propia cuenta acercarse o despegarse de  ti cuando le apetezca? Te puedo asegurar que nuestra gran amiga la suerte tendrá muchas y mejores cosas en las que invertir su tiempo empezando por hacernos creer en su existencia y el precio a pagar es recibir todo tipo de quejas y críticas constantes de la mano de todos aquellos que creen concienzudamente en ella y por ello se creen con el derecho de recriminarle el por qué de su ausencia.

Pero qué injustos somos y qué equivocados estamos, es hora de pararnos a reflexionar, así que déjame decirte algo… Ven, ponte cómodo,  cierra los ojos y abre tu mente, nada de eso es verdad, así que deja de compadecerte de ti mismo y hazme caso, solo te pido unos minutos.

Confía en mi, cierra los ojos y piensa en el peor de tus días, ¿ya lo tienes en la cabeza? ahora imagina el día de hoy, cuántas cosas por hacer, ¿verdad? ¿A qué esperas? Si de nada crees que sirven los malos momentos, ¿crees que llegaríamos a valorar los realmente buenos? Que absurda manía la nuestra de empezar a valorar la belleza de las cosas justo en ese preciso momento en que estamos a punto de perderlas ¿no? Y sin embargo seguimos así, demasiado exigentes, demasiado “atareados” en otras cosas que no nos aportan nada nuevo para ver si así nuestra mente permanece ocupada y no se para a cuestionarse lo realmente importante.

Controla tu mente, controla tu vida y sigue tu propio camino. 

Te diré una cosa, aunque no lo creas somos capaces de controlar nuestros miedos, nuestras inseguridades, muchas de nuestras realidades diarias y hasta nuestros propios límites que nos ponemos y nos impiden alcanzar nuestros sueños. Solo es necesario tener la voluntad de hacerlo y, ante todo y sobretodo, creer en nosotros mismos.

Ahora  seguramente te cuestionarás algunas cosas que realmente están fuera de nuestro alcance y si, te doy la razón, lógicamente no podemos controlarlo todo pero sí tenemos la opción de actuar en consecuencia con lo que nos  va pasando, y eso es lo verdaderamente importante al fin y al cabo.
Que sí, que no es posible controlar que al salir de casa encuentres un montón de tráfico para llegar al trabajo, pero sí puedes tratar de controlar cómo actuar frente a determinada situación; mantener la calma e intentar no perder los nervios.

¿Aún crees que esto no servirá de nada? Apuesta por intentarlo y despertarte cada día con ganas de sonreír, tú solo inténtalo, luego me cuentas.

Atentamente, tu conciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s