‘Lo normal’

Existe una gran presión por parte de la sociedad por ser ‘normal’. Por no salirse de la norma, por no destacar ante los demás. Por no ser más guapo, feo, gordo, flaco, simpático, antipático que el resto. Por tener todo lo que todo el mundo aspira a tener. O eso dicen:

Ten unos buenos estudios para tener el día de mañana un buen trabajo. Vive para trabajar. Trabaja para vivir. Y ten dinero. Mucho dinero. Cuanto más, mejor. Aunque luego no puedas gastarlo por pasar el día en la oficina. Cómprate un coche, una casa. Ten pareja e hijos. Uno o dos, no te pases. Y que sean chico y chica. La parejita. Y ya de paso elegir el color de ojos y de piel.

Venga, por favor, ¿en qué clase de mundo vivimos?

¿Y qué pasa cuando te sales de la norma?¿Cuando ya no entras en la fabulosa curva de normalidad impuesta por la sociedad? ¿Cuando no encajas en sus estereotipos?

Pasa que te etiquetan como si formases parte de un producto envasado. Te ponen en la frente una etiqueta y pasas a ser el raro. El diferente. El friki. La oveja negra. El gordo. El flaco. El que habla demasiado. El que las mata callando. El tonto. El no tenido demasiado en cuenta. El ¿’y tú por qué no eres como los demás’? El niño que juega solo en un rincón porque sus compañeros no quieren jugar con él. El que sobra. El excluído de todo plan. El gran cuestionado. El peor criticado. El foco de atención. El del punto de mira.

¿Acaso no te das cuenta? Cuanto etiquetas, encasillas a cada persona en un cajón lleno de prejuicios. Cuando etiquetas, estás olvidando algo tan básico como el simple hecho de conocer a las personas antes de juzgarlas. Al fin y al cabo, estás optando el camino más fácil, más cómodo y egoísta. Juzgar sin conocer por miedo a conocer y no tener nada que juzgar después. Porque cuando etiquetas por creer conocer, pierdes por desconocimiento.
Cuando entras en el juego de juzgar, el próximo juzgado probablemente seas tú. ¿A que eso ya no te gusta tanto?

Hablar por hablar, sin saber. Decir por decir, por entretenerse.

¿Acaso no existen mejores cosas con las que aprovechar nuestro tiempo?

¿Desde cuándo ‘lo normal’ marca lo deseable? ¿En qué momento ‘lo normal’ se hizo extraordinario? ¿Desde cuándo todos somos iguales, ‘normales’? ¿Normal en base a qué y respecto a que? Ni siquiera nos lo planteamos, supone hilar mucho el hilo, rizar mucho el rizo y a nosotros poco nos gusta complicarnos la vida.

¿Y qué pasa si olvidamos eso de ser ‘normales’? ¿Si ni siquiera ansiamos serlo? ¿Si nos gustan nuestras rarezas? ¿Si nos aceptamos por ser quienes somos tal y como somos? ¿Si decidimos alejarnos del ruido de las destructivas opiniones de los demás? ¿Si decidimos que nuestro único juez de ahora en adelante vamos a ser nosotros mismos?

Ten por seguro que cuanto más te alejes de la normalidad, más te acercarás a ti mismo. Hazte un favor y deja ya de ser normal para tratar de ser un poco más feliz. Un poco más tú.

Te lo debes.

Anuncios

2 comentarios en “‘Lo normal’

    1. Así es, a mi me gusta mucho una frase relacionada que dice algo así como “es la manera en la que tratas a las personas cuando ya no las necesitas lo que define quien eres”. Debemos cuidar nuestros actos porque hablan por nosotros mismos.

      Gracias por leerme Patri. Te mando muchos besos y éxitos 😘

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s