Amistades

Para mi, la base de la amistad -así como ocurre con las relaciones interpersonales de cualquier índole- no es otra cosa que saber escuchar.

Ni más ni menos, saber escuchar y hacerlo. Nada de estar a tu lado en las buenas y en las malas. Nada de haber pasado las mejores borracheras de la historia. Nada de haber vivido unos viajes increíbles a su lado. Porque NADA de eso es importante si esa persona no sabe escuchar de verdad. Sin tapones en los oídos, sin prejuicios en la mente, y abriendo el corazón en banda.

Parece sencillo, pero todos sabemos que no todo el mundo está dispuesto a hacerlo de esta manera.

Las relaciones de cualquier tipo se han ido convirtiendo en banales y parece ser que cada vez más. Pasa con las relaciones en pareja, en familia y, como no, en los amistades.

El egoísmo nos atrapa de tal manera que pararnos a escuchar se convierte en una ‘pérdida de tiempo’. “Si yo tengo más problemas que tú, escúchame y me los solucionas”. ‘Si tú no puedes quejarte, que yo estoy mucho peor”.

Hace ya mucho tiempo, huyo de ese tipo de personas tóxicas y me acerco más a las personas que me inspiran. Las que me hacen realmente crecer. Las que me entienden o, al menos, tratan de hacerlo. Las que se ponen en mi lugar aún sin estarlo. Las que no hace falta que les digas que te pasa para que entiendan que algo no va bien. Las que entienden tanto las palabras como descifran los silencios.

Las que un día entraron en tu vida y sabes que permanecerán en adelante. Con las que puedes ser tú, y no es que puedas serlo, es que TIENES que serlo. Las que están cuando tienen que estar y las buscas cuando necesitas que estén. Porque no tienen que venir por arte de magia, aunque a veces sientas que existe la telepatía, siempre es necesario abrirnos a ellas ante todo lo que queramos que sean partícipes.

Las personas que han sabido escuchar, han sabido quedarse y han sabido ocupar esa parte de tu corazón de tal manera que sin ellas, el puzzle se desmonta.

Anuncios

2 comentarios en “Amistades

  1. Me encanta esta reflexión, no puedo estar más de acuerdo contigo. Me quedo con “Sin tapones en los oídos, sin prejuicios en la mente, y abriendo el corazón en banda”. ¡Dichosos prejuicios! Qué daño hacen sin darnos cuenta de los muchos que hacemos…

    ¡Un besazo enorme guapísima! Pasa un maravilloso fin de semana 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Patri, ¡muchísimas gracias! Llegas siempre cuando más lo necesito a animarme tanto…
      Estuve dudando en publicarla porque es más corta que el resto de mis reflexiones pero me parece un aspecto muy importante a recordar y tener en cuenta, la importancia de escuchar de verdad a los demás.

      Un abrazo enorme bonita 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s